3 Iniciativas ecológicas en el mundo

Cada vez más empresas se suman a la tendencia de cuidar el medio ambiente. Muchas de estas buscan contratar personas creativas y comprometidas con la ecología para lanzar propuestas novedosas que contribuyan a mejorar nuestra relación con el planeta. Una de las cosas que genera mucho interés son las diferentes maneras en que podemos disminuir la basura, los desechos y residuos. Y, si eres una empresa, querrás entrar en esa línea porque lo sustentable llegó para quedarse -y más nos vale que así sea.

Desde el reciclaje, hasta la innovación en el uso de materiales, pasando por la re-utilización, te traemos algunos ejemplos de cómo algunas empresas están sumándose a las prácticas sustentables, dejando claro que la creatividad es fundamental.

Cajas de pizza. ¿Quién no ama la pizza? Es un alimento maravilloso que te rescata ese día no pudiste cocinar (o no tuviste ganas) y, también, es comida que te reconforta un domingo en la noche. Pero, si las pides a domicilio, la caja de cartón es, notoriamente, basura. La iniciativa de Pizzcycle es crear una caja de pizza que se puede lavar y reutilizar. Está hecha en forma de disco y tiene unas rendijas que permiten que la pizza se mantenga crujiente. La idea nació durante la pandemia cuando las creadoras vieron la cantidad de cajas de pizza que había en los basureros.

Siguiendo con cajas de cartón, P Box creó un diseño que permite que las cajas se conviertan en otras cosas y puedan usarse más de una vez. Por ejemplo, la caja puede volverse una casita para gato o un bote de basura con 3 divisiones. ¿Te imaginas lo que pasaría con las cajas en las que te llega todo lo que pides de Amazon si fueran así?

Guardamos lo mejor para el final. Se trata de Homeless Home Project, un proyecto que utiliza materiales considerados como basura en casas temporales para personas en situación de calle. Esta iniciativa está dirigida por Gregory Kloehn, un artista californiano, que invita a otros artistas y diseñadores a que se sumen a crear casas para estas personas que las necesitan. El costo de cada casa temporal es, más o menos, de $100 dólares y, aunque son muy pequeñas, sirven para resguardar a la gente por un par de noches. Estas casas tienen ruedas para que puedan ser transportadas a otras zonas.

Aprovechar los materiales que ya usamos, con los que estamos familiarizados y que, al final, desechamos, es una excelente manera de hacer que nuestras actividades sean más sustentables y que disminuyamos la cantidad de recursos naturales que usamos. ¿Cuál de estas propuestas te gustó más?